top of page

El dinero es una energía


Hace poco, publiqué en redes un post sobre las mentiras que nos decimos a nosotros mismos y que nos alejan del dinero.


Mientras preparaba el contenido y redactaba cada una de estas mentiras, me di cuenta que últimamente está tan de moda esto de hablar de la mentalidad de la abundancia, que a veces ya parecen puros cuentos que nos hacen sentir en un programa de televisión de esos en los que el presentador grita mucho y dice frases como «¡Tú eres el dueño de tu destino!» «¡Si lo piensas lo puedes lograr!»


Hoy quiero decirte que el tema de mentalidad sobre el dinero y abundancia… ¡Es totalmente cierto!


Pero esto no se trata de magia ni brujería, ni la solución mística a todos tus problemas. El tema de tu mentalidad acerca del dinero es completamente psicológico, se trata de que tus pensamientos guían a tus acciones y tus acciones determinan tu realidad y por lo tanto, el flujo de dinero hacia ti.


Si en algún momento de tu vida has tomado algún tipo de terapia psicológica, sabrás que todo nuestro presente viene condicionado por lo que vivimos en la infancia. Esos aprendizajes marcan nuestra forma de pensar y por lo tanto nuestro actuar.


Así que, muchas veces nos encontramos reaccionando ante situaciones de una forma de la que ni siquiera somos conscientes y que termina por definir nuestra realidad. De la misma manera funciona con el dinero, tus pensamientos inconscientes y comportamientos limitantes, determinan las acciones que tomarás en tu vida acerca del dinero y por lo tanto, limitan o expanden el flujo de dinero hacia ti.


Por ejemplo, si tienes un pensamiento muy arraigado de que “la gente con dinero es mala” inconscientemente reaccionarás ante cada oportunidad de ganar más de una forma negativa, que termine por frustrar la oportunidad, porque tú no quieres ser malo y ese dinero te hará serlo.


Por el contrario, si trabajas en tus pensamientos y decides que el dinero no es bueno ni malo y tú eres el que determinará su energía, podrás reaccionar de forma positiva cuando el dinero venga hacia ti.


Hoy te invito a identificar tu termostato financiero, ese que te dice cuánto dinero crees merecer y con cuánto ya no te sentirías cómodo. Este termostato es tan importante, porque así como se dice que llegamos a autosabotear nuestras relaciones, también autosaboteamos el flujo de dinero a nuestra vida al no creernos merecedores de más dinero.


Recuerda siempre que:

El cerebro es adicto a la energía.

11 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page