top of page

Los primeros números que debes conocer en tu negocio

Ya hemos platicado que esto de emprender a veces es una locura y más cuando decides hacerlo sola. La verdad es que yo no me imaginaba la cantidad de cosas que iba a tener que hacer y sobretodo, cuantas cosas tendría que aprender...



En mi caso personal, todo lo relacionado con marketing y ventas ha sido un graaaan reto y creo que al momento de escribir este blog, ya llevo un camino recorrido pero sé que aún me falta taaaaanto que a veces asusta.

Así que, para ser 100% sincera, no me imagino tener que agregar a todo eso, aprender de administración y finanzas.


Hace poco reflexionaba que, la verdad es que todo esto podría ser más fácil si desde nuestra infancia nos hubieran acercado un poquito a estos temas y nos enseñaran conceptos básicos de administración del dinero.


Peeero, como esta no es la situación en la mayoría de los países de Latinoamérica, resulta que nos lanzamos al mundo del emprendimiento, que ya de por sí representa todo un reto; cargando con un montón de creencias inconscientes sobre el dinero, resistencia a llevar controles y las típicas frases de “Es que a mí no se me dan los números” o “Eso de las finanzas está bien complicado”.


Cuando al estrés por generar dinero le sumas la responsabilidad de llevar las finanzas del negocio, algo termina por atorarse.

Y es que, por un lado estás enfrentando el miedo al fracaso, mientras que por el otro tienes que registrar lo que está pasando para tomar decisiones.

Entonces, hoy quiero hacerte estos primeros pasos más sencillos.


Y no, no tienes que volverte una experta en finanzas, no tienes que estudiar contabilidad avanzada ni hacer tus propios impuestos, ni siquiera necesitas nada más allá que operaciones básicas: Sumas, restas y una que otra multiplicación y división.


Entonces, si estás iniciando tu negocio o quieres comenzar a poner orden en las finanzas para crecer, aquí te van los 5 primeros números con los que puedes iniciarte en la administración de las finanzas de tu negocio.


1️⃣ Tu Sueldo:

Este es el primer y más importante número al comenzar un negocio y el que, por lo general, terminamos dejando para después o NUNCA lo calculamos... 😱


Tener un sueldo asignado en tu negocio te permite dos cosas:

  • Por un lado separas el dinero para mantener orden y claridad tanto en tu negocio como tus finanzas personales y sales de ese ciclo infinito de tomar dinero del negocio cuando lo necesito y poner de mi bolsa cuando no alcanza para pagar las cuentas.

  • Por otro lado, preparas a tu negocio para ser rentable antes de contratar más personas. Si tú no tienes un sueldo, la rentabilidad que ves en tu negocio NO ES REAL y esto no te permitirá tomar las mejores decisiones de crecimiento.

Así que, comienza por hacer un análisis de tus gastos personales, incluye las obligaciones de pagos que tienes cada mes y los gustitos que realmente suman a tu vida, con esto tendrás una idea inicial del sueldo fijo mensual que necesitas recibir para que no estar estresada por tus cuentas y dejar de tomar dinero del negocio sin un control.


2️⃣ Ventas totales:

Puede parecerte obvio, pero me he encontrado con que la mayoría de emprendedores no lleva un registro claro de sus ventas mensuales, tienen una idea pero no hay un papel o un archivo que les diga exactamente cuánto han vendido en los últimos meses.


Las ventas son la base de las finanzas de tu negocio, ya que no sólo son representan los ingresos que lo mantienen y con los que se generan ganancias; sino que además con ellas calculamos los indicadores más importantes del negocio que nos permiten identificar focos rojos y fortalezas para tomar las mejores decisiones.


Así que, empieza a registrar cuanto antes, aprovecha que estamos cerrando mes, revisa todo lo que ha entrado e inicia el próximo mes con el pie derecho registrando cada entrada de dinero.



3️⃣ Gastos fijos:

Así como en tu vida personal tienes obligaciones y gastos que debes pagar cada mes sin falta como la renta o las deudas, en tu negocio existen gastos que debes pagar aunque no vendas nada.


Estos gastos son muy importantes porque te dan tu primera meta de ventas, ese número mínimo que necesitas cada mes para cubrir las necesidades mínimas de tu negocio.


El mejor ejemplo de un gasto fijo y el primero que debes anotar a la lista es: Tu sueldo. De ahí puede venir la renta de espacios, pago de software, publicidad, otros sueldos, deudas, etcétera.


4️⃣ Flujo de efectivo:

Cuando al dinero que entra le quitamos el dinero que sale, obtenemos el Flujo de Efectivo. En pocas palabras, es el dinero que debería estar en tu cuenta de banco, pero no podemos administrar adecuadamente un negocio viendo únicamente lo que está en el banco.


Es importante que sepas cuánto llega cada mes, cómo llega y así puedas planear a futuro sin “sorpresitas” de que falta dinero o no alcanza para los pagos que necesitas.


Esto no es nada complicado, una simple resta, que si ya llevas registro del dinero que entra y el que sale, no te llevará mucho tiempo. Aquí la clave es que lo puedas conocer en cualquier momento.

5️⃣ Utilidad por producto:

Uno de mis números favoritos en el emprendimiento. Y es que, uno puede creer que el producto más caro es el que generará más ganancias, pero esto no siempre sucede así.


Ya que, por lo general, los productos con el precio más alto, también tuvieron el costo de compra o de producción más alto para nosotros. Entonces, si no tenemos un cálculo claro de lo que cada producto cuesta, comparado con su precio de venta, podemos estar poniendo nuestros esfuerzos o metas de venta en el lugar equivocado.

Aquí sí se requiere un poco más de análisis, pero puedes comenzar haciendo una lista completa de lo que requieres para producir o para crear tus servicios y las cantidades que vendes cada mes.


Trabajando en estos 5 números de tu negocio, tendrás un gran camino andado para mejorar la rentabilidad y especialmente: Para conocer mejor a tu negocio.

Ojo: No tienes que tenerlos todos ya mañana, el ideal es que los vayas trabajando uno por uno, de acuerdo al orden que te indico.


Listo! Cómo puedes darte cuenta, ninguno de estos números requieren más allá de un registro, sumas y restas. Así que no es nada del otro mundo, simplemente es algo de constancia.

Escucha este tema en mi podcast en donde te doy más detalles:


Si tienes dudas o quieres conversar más a detalle de este post, puedes unirte a mi canal de Telegram o seguirme en Instagram.

23 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page