top of page

Mi historia personal con las Finanzas Personales


Cuando comencé a escribir este post, la historia iniciaba en la escuela y en el momento en que comencé a estudiar por mi cuenta de finanzas personales…


Pero una de esas noches en que llegan como los momentos de iluminación, me di cuenta que la historia va más atrás y hoy quiero contártela desde el principio, porque muchas veces, cuando queremos hacer las pases con el dinero y mejorar con nuestras finanzas personales, iniciamos en el punto equivocado, sin ir a la raíz y es por ello que tarde o temprano terminamos abandonando el plan.


Así que aquí va…


Yo vengo de una familia de clase media, nunca me faltó nada pero tampoco tuve grandes lujos. Mi papá era el que llevaba ingresos a casa y mi mamá se dedicó al hogar, ya que quería estar con mi hermana y conmigo cuando comenzamos a crecer.


Mis recuerdos sobre dinero de niña no son tan agradables, incluso ahora mientras escribo esto, siento una sensación de incomodidad, ya que lo que viene a mi mente es el pensamiento muy marcado de que:

«Es muy difícil tener dinero» y «el dinero se va muy rápido»…

Ufff… Pareciera que lo que vivimos en nuestra niñez ahí se queda, pero así como muchos aspectos de nuestra personalidad tienen su origen en esa etapa del desarrollo, la relación que tenemos con el dinero viene completamente ligada a lo que vimos de nuestros padres o las personas que nos educaron y al sentimiento general sobre el dinero en el hogar en el que crecimos.


Yo sé que en la mayoría de las ocasiones nuestros papás no quieren afectarnos con sus creencias, pero a veces basta un comentario entre ellos, una discusión, una frase de «no nos alcanza para eso que quieres» para marcar lo que pensaremos sobre el dinero de por vida.


Ya te he platicado varias veces que mi camino en las finanzas personales comenzó cuando me endeudé por no saber usar las tarjetas de crédito justo cuando comenzaba a estudiar una maestría en finanzas. Pero mi verdadero cambio, el momento cuando todo hizo click y logré mejorar mi situación financiera, fue ese en el que descubrí mis pensamientos ocultos sobre el dinero, ese momento en que me di cuenta cómo había estado tratando al dinero de una forma inconsciente.


A la fecha, los pensamientos ocultos ahí siguen y los trabajo constantemente, pero el haberme hecho consciente de ellos me ha permitido trabajar en una mentalidad positiva y de abundancia, en cacharme cuando estoy pensando o actuando en contra de mis pensamientos reales sobre el dinero e intentar cambiarlos.


Si tú al día de hoy has intentando varias veces, con distintos métodos el mejorar tus finanzas y siempre terminas dejando el plan, puedo decirte que tal vez estás enfocando tus esfuerzos en el momento equivocado de tu vida.


Es necesario ir un poco más atrás, así que toma unos momentos para identificar realmente lo que pasaba con el dinero mientras estabas creciendo…


Debo advertirte que no será una tarea fácil ni muy placentera porque probablemente sientas incomodidad, pero el cambio que verás a partir de ello será importante.

31 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page